Blogia
Sinofueraporesosraticos

Y muchas cosas más...

Y muchas cosas más...

Gigantes con zancos: subir a lo más alto


Viernes día cinco de febrero de 2010. Momento flow, 16,15 horas. Recurriendo a la misma metáfora que utilizaron las personas a las que entrevistó Csikszentmihalyi en 1975, los zanquistas del Gloria Fuertes entran en acción y se dejan arrastrar por la corriente, que les lleva hacia delante. Absorbidos por su actividad, fluyen…, mientras la emoción inunda rostros, gestos, acciones y movimientos.


Hace tiempo, una de las alumnas del Postgrado en Psicomotricidad y Educación de la Universidad de Zaragoza reflejaba de la siguiente forma esta experiencia de flujo, tomando como referencia un texto de Alfonso Lázaro:


 “Hemos visto estremecerse los cuerpos de emoción al subir a los zancos y actuar en un escenario; afirmamos que hemos visto las pupilas dilatadas de puro placer en los ensayos previos; afirmamos que hemos notado la piel erizada porque el sentimiento emerge y se condensa cuando el público aplaude, y afirmamos que sólo desde el afecto se puede ayudar a crecer al ser humano.


Lo que supone para un alumno con Síndrome de Down y discapacidad mental media alzarse sobre una plataforma a 85 centímetros del suelo y poder, desde allí, desplazarse e interaccionar; o el reto que representa para un alumno con Déficit de Atención con Hiperactividad inhibir aquellos actos y movimientos que interfieren la correcta ejecución de esta tarea; o la magia que siente la alumna con Trastorno de la Personalidad e Inadaptaci6n Social al poder mirar el mundo desde lo alto, posiblemente no sepamos calibrarlo nunca.


Sí podemos, con 1os datos de que disponemos, definir que este tipo de situaciones contienen flow, es decir, que a través de ellas las personas nos sentimos emerger, notamos que la situación vivida contiene una especie de flujo que nos hace involucrarnos en las propias acciones de la tarea, mostrarnos radiantes ante los demás y ante nosotros mismos y a1canzar ese estado, quizás momentáneo, que se denomina felicidad.


En las situaciones de aprendizaje de andar con zancos, y sobretodo en las de actuar en público, se ponen de relieve la mayor parte de estos rasgos. La calidad de la experiencia conduce al disfrute, y el placer de asumir un reto finaliza en la magia de alcanzarlo. La profunda vivencia individual, junto con el sentimiento de la actuación en grupo, procuran a los zanquistas experiencias tan intensas que siempre quieren repetirlas”.

(Texto firmado por José Emilio Palomero Pescador, director del Postgrado de Psicomotricidad y Educación de la Universidad de Zaragoza. más información: http://aufop.blogspot.com/2010/02/conclusiones-del-v-encuentro-aragones.html)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Cristian -

Muy pronto estarás arriba tu, pero no intentes dar la voltereta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres